Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes pulsar aqui para mas información.

Aceptar

Blog

Blog Title

Diferencias entre un centro de negocios y una oficina convencional

Al buscar un espacio de trabajo, como un despacho, estarás analizando cuál de todas las opciones que se ofertan es mejor: un centro de negocios o una oficina convencional.

Si buscas un despacho moderno porque eres emprendedor o trabajas desde casa, pero tu vivienda no se adapta a tus necesidades laborales por no tener despacho propio, te mostramos las distintas opciones que tienes para que puedas elegir la que mejor se adapta a tu idea.

Aunque puedas pensar que las diferencias un centro de negocios y una oficina convencional sólo se diferencian en el precio, la realidad es que son muchos más los aspectos que hay que tener en cuenta antes de elegir dónde vas a instalarte.

Una de las opciones en la que habrás pensado para tener un despacho propio, y la que es más tradicional, es comprar o alquilar un local para convertirlo en una oficina convencional. Por suerte, esta no es la única opción que tienes: un centro de negocios también te ofrece la posibilidad alquilar un despacho propio.

Así que es obvio que es más económico optar por el alquiler de despachos en lugar de comprar un local que seguramente tengas que reformar para acondicionarlo.

Una vez descartada la idea de compra, para el alquiler de un despacho la mejor opción es un centro de negocios ya que ofrece distintos precios pensados para emprendedores y distintos tipos de empresa. Además, puedes ocuparlos por horas, a media jornada o un día completo. Si decides tener tu despacho en una oficina convencional, el contrato será mucho más rígido y el alquiler mensual será más alto.

Además, un centro de negocios te ofrece una serie de ventajas que no encontrarás en una oficina tradicional en la que te hayas instalado por tu cuenta:

  • No sólo puedes alquilar un despacho, también tienes la opción de alquilar una sala de reuniones o juntas por horas, medias jornada o días completos.
  • Un centro de negocios te permite tener tu domicilio social y fiscal en su dirección.
  • Tienes a tu disposición servicios de asesoría, publicidad, secretaría o cualquier otro que puedas necesitar.
  • En un centro de negocios conviven emprendedores, profesionales con años de experiencia, pequeñas y grandes empresas. Todos ellos de distintos sectores, con los que puedes creas sinergias y encontrar nuevas oportunidades de negocio.